Mejora del confort acústico de una sala de espera de un hotel

Proyecto: Sala de espera situada en la recepción de un hotel
Volumen del local: 360 m³
Problema acústico: Tiempo de reverberación elevado

 

Las salas de espera y las zonas de descanso de los hoteles son espacios de dimensiones medianas y grandes, caracterizados a menudo por amplias superficies acristaladas, donde es importante ofrecer un espacio cómodo y relajante para las personas que esperan y, al mismo tiempo, garantizar la privacidad adecuada para las personas de paso, por ejemplo, durante las operaciones de check-in y check-out. La acústica juega en este caso un papel fundamental para garantizar la máxima calidad en la habitabilidad de estos espacios.

 

El proyecto de rehabilitación acústica propuesto tiene como objeto la sala de espera de un hotel, con un volumen de aproximadamente 360m³.
Durante la fase de diseño, se han estudiado las necesidades funcionales de la sala y se ha realizado un análisis acústico para calcular el tiempo de reverberación existente antes del tratamiento y los resultados que se podían obtener después de la instalación de paneles fonoabsorbentes Caruso Acoustic.

 

A partir de las indicaciones de la normativa UNI11690, que indica valores de tiempo de reverberación medio con el local ocupado de aproximadamente 0,5 s para locales de hasta 500 m³, y teniendo en cuenta el volumen de la sala en cuestión, se ha fijado como objetivo alcanzar un tiempo de reverberación de 0,75 s con el local no ocupado de 250-2000 Hz de media, para asegurar un confort acústico adecuado en la sala.
En el análisis realizado se ha obtenido como resultado un Tiempo de reverberación medio (Tr) de 2,42 s, con el local no ocupado. Como se puede ver en el gráfico, en función de los coeficientes de absorción acústica de los productos, probados en cámara reverberante según la normativa ISO35, se ha podido establecer con precisión la cantidad de paneles fonoabsorbentes necesarios para alcanzar el objetivo. Con la incorporación de 22 paneles Silente en suspensión de un tamaño de 180x60x5 cm, perfectamente integrados en la arquitectura del ambiente, el tiempo de reverberación esperado con la sala ocupada es de aproximadamente 0,60 s, lo que garantiza un confort acústico adecuado. El sistema de fijación de los paneles mediante cables regulables permite modular libremente la distancia de los paneles desde el techo, lo que permite, de hecho, una gran flexibilidad en la instalación en función de las diferentes necesidades del proyecto.

 

También es muy importante en la fase de diseño el estudio de una distribución adecuada de los paneles fonoabsorbentes por toda la superficie disponible, para lograr una correcta absorción acústica en todos los puntos de la sala.